Modernización tecnológica en la pyme

Aunque la modernización tecnológica y las pymes, tienen por lo general, una relación amor-odio… Es conveniente conocer, qué soluciones tecnológicas son las mas adecuadas para intentar acercarse lo mas posible a una situación en la que podamos aprovecharnos de la tecnología en beneficio de nuestras organizaciones.

Asi pues, en este articulo, vamos a tratar una serie de pautas, que nos llevarán a sacar verdadero provecho de las nuevas tecnologías, para que de este modo podamos centrarnos en el núcleo de nuestro negocio.

Pasemos a detallar algunos de estos puntos:

1.- Autodiagnóstico: Debemos ser capaces de analizar la situación de partida, como trabajamos, cuanto producimos y sobre todo, en que áreas de nuestro negocio deseamos mejorar y en que medida. Quizás nuestro área contable funcione como un reloj suizo, pero en el área de cliente tengamos algunas deficiencias que entorpecen el avance de nuestra empresa.

2.- Asesor experto: Debemos dejarnos aconsejar. Lo mas seguro es que seamos expertos en nuestro sector, pero para acometer una mejora en nuestros procesos de negocio debemos contar con un asesor o consultor especializado en TIC, a ser posible de nuestra misma localidad y que valore las tecnologías de la información o las aplicaciones especificas para conseguir el objetivo deseado.

3.- Objetivos de la mejora: Cuando vamos a realizar una implantación, bien sea de una determinada tecnología, software o solución a medida, debemos definir exactamente, que es lo que deseamos obtener de ella, así como el alcance que tendrá tanto en el tiempo como en recursos económicos y humanos.

4.- Elección de la solución: Se deberá de escoger con especial cuidado, tanto la solución como el proveedor que mejor se adapten a nuestras necesidades, teniendo en cuenta factores como el mantenimiento, vida útil de la solución, costes de implantación/migración, etc…

5.- Implantación: Se planificaran meticulosamente los pasos a seguir para la correcta implantación de la solución adoptada. Plazos de entrega, ventanas de parada de la producción, actualización de hardware (si fuera necesaria). Este paso, deberá ser especialmente diseñado para interferir lo menos posible en la continuidad del negocio.

6.- Formación: Deberemos formar a las personas implicadas en el cambio para, de esta forma, sacar el máximo rendimiento a la solución implantada.

7.- Adaptación: A pesar de contar con la formación adecuada y siempre que sea posible, el cambio a los nuevos procedimientos de trabajo se hará de forma progresiva. De ser posible, la situación ideal seria la convivencia de ambos sistemas durante algún tiempo, hasta el abandono total de la antigua dinámica de trabajo. De esta forma, podremos disfrutar de un periodo en el que depuraremos y comprobaremos el correcto funcionamiento de la solución adoptada.

8.- Analisis del resultado: Una vez realizado el cambio y pasado un tiempo razonable de uso, debemos ser capaces de cuantificar y medir los resultados obtenidos. ¿Se han alcanzado los objetivos buscados? ¿Realmente mejoran nuestra productividad? ¿Podemos aplicarlo a otras áreas de negocio?

Como se puede comprobar a través de este articulo, las mejoras que podemos acometer en nuestros negocios, no es una cosa que debamos hacer sin una reflexión previa. Siguiendo este conjunto de pasos o por lo menos algunos de ellos, deberíamos tener una mayor garantía de éxito y de este modo ver nuestro esfuerzo, tanto humano como económico, justamente recompensado.

Sobre PRÓXIMA

Próxima ofrece Consultoría y asesoría TIC, Servicios informáticos y Cloud Computing (servicios en la nube) a empresas, desde Tudela - Navarra.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies