Plan de mejora en la empresa. Imprescindible para crecer.

Muchas veces he hablado con empresas y con compañeros de profesión sobre si el servicio técnico que se presta la empresas es un gasto o realmente nos puede suponer un ahorro notable. Avalado por la experiencia, me atrevo a afirmar, que un servicio técnico acompañado por una labor de Consultoría TIC, que tengan como objetivo un plan de mejora para cada empresa es un verdadero ahorro, siendo los demás formatos de trabajo, un parche temporal para solucionar un problema puntual, que de no existir una labor de estudio y análisis posterior, seguramente se volverá a repetir.

En algunas ocasiones me he encontrado con empresas, que de forma velada, pensaban que eso de que un servicio técnico, tuviera que acudir a sus instalaciones una y otra vez, era como el peaje que había que pagar por tener a la informática arraigada firmemente en todos y cada uno de sus procesos productivos. Sin embargo, y hablando en primera persona, me gusta hacer los trabajos una sola vez… No entiendo, ni comparto las idas y venidas de muchos técnicos para “solucionar” y “re-solucionar” el mismo problema una y otra vez.

Para poder sortear esta forma de trabajo, es necesario, entre otras cosas, tanto que el técnico tenga un conocimiento adecuado de la empresa, como que la empresa conozca la calidad y el alcance de los servicios prestadospor este. Llegados a este punto, ambos podrán centrarse en diseñar un verdadero plan de mejora, que nos lleve a ser mas eficientes y a rendir mas y mejor que nuestra competencia, lo cual se traducirá en un crecimiento mayor que el resto y por tanto en una posición mas desahogada que nos ayudara a salir de la crisis en el pelotón de cabeza.

En resumen, y si deseamos convertir a consultor/asesor informático en un verdadero aliado debemos tener en cuenta:

 1.- Implicar a la empresa y a sus trabajadores (optimizar)

Todos debemos ser participes de las incidencias en los equipos de la empresa. El servicio tecnico, la empresa y los empleados afectados, deben conocer lo que ha ocurrido y el porqué. Cada incidencia debe quedar documentada. Como se produjo el fallo, como se soluciono y a que causas fue debido, deben de ser los datos mínimos que la empresa debe guardar para generar un histórico que le permita en un futuro decidir de la forma mas adecuada.

2.- Proponer par mejorar

Muchas veces, el día a día, no nos deja ver mas allá. Pero si en nuestra empresa, ya hemos puesto en marcha la dinámica de documentar cada una de las incidencias y tomarnos nuestro tiempo en conocer sus causas, muy pronto, y a la par que nuestro trabajo se convierte en mas cómodo y eficiente, empezaremos a demandar mejoras a medio y largo plazo que catapulten nuestra eficiencia.

 3.- Planificar, administrar, ejecutar.

Todas las mejoras que surjan en el seno de nuestra empresa, deben pasar por el tamiz de la realidad. Aunque en algunas ocasiones he oído la frase, “si se puede pensar, se puede hacer”, no todas las ideas son viables a nivel practico, y es aquí donde la labor del consultor informático, toma mas importancia. Por todo ello, y como paso previo a cualquier cambio, por pequeño que sea, debemos planificarlo con el suficiente detalle, ejecutar las labores de administración necesarias, y si llegados a este punto, se confirma su viabilidad, ejecutar la idea y ponerla en marcha para integrarla en nuestro proceso productivo.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sobre PRÓXIMA

Próxima ofrece Consultoría y asesoría TIC, Servicios informáticos y Cloud Computing (servicios en la nube) a empresas, desde Tudela - Navarra.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies